Skip to content

Quitarse a Picasso de encima

“No se trata de ser los mejores sino de crecer juntos”
“Tim decía que él era mucho más bueno que todo eso”
“ …pero se trata de experimentar, aprender, crecer…”
“Monade es una copia de Stereolab, algunos fans ven eso”*

No es sencillo quitarse a Picasso de encima.

Jackson Pollock creyó que lo hacía mientras pisaba (con talones incluidos) sus propios oleos: ¿quién, sino él, pintaba sobre sus lienzos utilizando como soporte no el caballete, sino el suelo, para ofrecernos después un profundo pero, plano y abstracto universo? La abstracción también podía ser dramática.

Al final la horizontalidad (reitero, pintaba sin caballete) y la gravedad de sus pinturas (la gotas que caían de arriba abajo), se agotaron cuando resurgió el alcoholismo y la temida figuración en su obra.

Pollock se alojó brevemente en la cima de la pintura moderna, pisó a Picasso y se puso encima de él, pero en 1956 estrelló su coche contra un árbol. Picasso salió sin ningún rasguño de sus zapatos.

Qué la abstracción puede ser dramática y emotiva fue, tal vez, lo que pensó Laetita Sadier cuando formó Monade y dejó aparcada la bella geometría que brinda Stereolab.

Sin pisar a Tim Gane (su particular Picasso): no es necesario ser tan explicito, camina bajo el resplandor de su estela, aunque a veces se desvía premeditada e inconscientemente del camino para conmoverse a sí misma, sin importarle a quién deslumbra.

Baladas de ombligos, nunca fue tan sano mirárselo.

*Entrevista a Laetita Sadier

4 Comments